Loading...

jueves, 9 de diciembre de 2010

> A MANERA DE EDITORIAL

Venezuela nos necesita unidos

Las lluvias siguen azotando muchos estados el Oriente del País. Falcón, Anzoátegui, Sucre, Nueva Esparta, Yaracuy, Zulia, Vargas, Miranda, Carabobo, Táchira, en fin, éstos y muchos más son los más afectados por las fuertes precipitaciones que han llegado a esta Tierra de Gracia en estas épocas decembrino, cuando el mundo espera con ansias la llegada el año nuevo y el anhelado 25 de diciembre.

   El Gobierno Nacional está haciendo su mayor esfuerzo, además todos los entes gubernamentales regionales, así como organismos como Protección Civil, La Fuerza Armada Nacional, (que por cierto, murió un joven soldado en labores de rescate), y muchos otros. Lo lamentable es que parecieran que los trabajos que se hacen no son los más apropiados. Hace falta más. "No podemos vivir de la improvisación", dicen algunos dirigentes políticos de la oposición. Le hacen un llamado de organización y planificación al Ejecutivo Nacional.

   Mientras tanto, el oficialismo debe demostrar ahora más que nunca que son buenos para cualquier cosa. En Anzoátegui, el gobernador Tarek William Saab, comentaba hoy en el programa televisivo "Cara a Cara" con JJ Fermín, (palabras más, palabras menos), que éste es uno de los estados más afectados y que están realizando un trabajo incansable para evitar mayores catástrofes. Mencionó, además, la entrega de créditos de más de 200 millones de bolívares a algunos perjudicados.

   Lo más importante, en estos momentos, es que cada venezolano, se olvide de tendencias políticas, y unidos colaboremos todos (más que colaborar, sirvamos de soporte, de mano, de hombro) con las personas que se han visto afectadas por la fuerza del universo actúan de manera directa sobre el planeta. Además, llevarles una sonrisa esperanzadora y llena de positivismo a aquéllos que han perdido a sus seres queridos en esta parte del Continente, al Norte del Sur de América.

   No olvide usted que Venezuela (pensando reflexivamente y de corazón) no es un país de enemigos, de estar peleándose unos con otros, de conflictos, sino una Nación que sabe cobijar a quien lo visita, a quien le saluda. El asiático, africano, europeo, oceánicos y todos los americanos tiene las puertas abiertas en esta patria, con el calor humano que nos caracteriza.

   Por ello, debemos dar ejemplo en el mundo entero de la fuerza de hermandad que tenemos. Cada uno tiene que colocar su granito de arena para poder superar la adversidad que se vive actualmente. Si lo logró Alemania, derrumbando el Muro de Berlín; si lo consiguió Chile, renaciendo después de uno de los terremoto más devastador del mundo, y ahora con el caso de los mineros, ¿por qué Venezuela no saldrá de ésta?

   Una Nación, no de tres colores en su bandera, sino de una acuarela inconmensurable de sentimientos y virtudes, está pasando una lección; ésta debe ser superada. El alcalde metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, en un programa televisivo, dijo, parafraseando unas palabras del escritor brasileño Pablo Coelho, "me sigue pasando esto, porque no lo he sobrepasado", reflexionando sobre la situación actual del país. Entonces, ¿seguiremos aceptando que nos pase lo mismo y no aprender de ello?

   El reto es saltar este obstáculo, pero no por superarlo y ya, sino que después del salto, la enseñanza quede tatuada en la mente y mejorar como ciudadanos, como país, como nación y como seres humanos que no viven aislados en un pedazo de tierra en el universo, sino que formamos parte de un conglomerado social interconectado por sus creencias, costumbras, idiomas y políticas económicas.

   ¿Mañana seguirá lloviendo? Lo más seguro es que sí. ¿Dejará de llover? Los pronósticos a veces no son acertados. Por lo pronto, aprovechemos los días secos para darle un abrazo cálido a quien tiembla mientras suda el frío petrificante. En algún rincón de nuestro cuarto hay muchas cosas que no necesitamos. Busque bien, dé lo mejor de sí para abrigar a muchos que han perdido sus bienes y enseres. Seguramente en su despensa hay enlatados y medicamentos que aún no se vencen. ¿Por qué no llevarlos al centro de acopio más cercano y luego sentir la satisfacción de que ayudó? ...!Y el suspiro orgullo que su corazón le produce!

   El mensaje desde Balanza Positiva es seguir creciendo y aprendiendo, y le recordamos que a pesar de lo que pase, recordar que hoy también es un día especial, si seguimos vivos. Aprovéchelo y construya su futuro con base sólida, sonando, sintiendo, y sonriendo siempre, siendo más humano y respetando a la naturaleza, pensando verde, respirando verde, pensando en todos.

POR Leonardo Bruzual Vásquez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJE SU COMENTARIO, OPINIÓN O SUGERENCIA. ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. GRACIAS