Loading...

jueves, 13 de enero de 2011

Haití: a un año del terremoto que lo devastó

Ha paso un año exactamente cuando aquel 12 de enero de 2010 un fuerte terremoto sacudió por completo a Haití. Según la escala de Richter, la marca registrada fue de 7 grados. El devastador movimiento telúrico dejó unos 300.000 muertos, un número similar de heridos y 1,5 millones de damnificados.

Desde entonces, muchas organizaciones mundiales y países de todo el planeta enviaron suplementos alimenticios, ropa, calzados, dinero, agua, y ayuda humanitaria para ayudar a salir de la tragedia al país.

Según el director del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo -PNUD-, Heraldo Muñoz, en Latinoamérica, el terremoto en Haití produjo un volumen de escombros "diez veces mayor" al que originó la caída de las Torres Gemelas de Nueva York a causa del atentado del 11 de septiembre de 2001.

Luego de la mortal sacudida, la situación se agrava por la epidemia de cólera que estalló en octubre y ha causado más de 3.000 muertos, y también por la inestabilidad política que ha seguido a las elecciones presidenciales y legislativas del 28 de noviembre, cuyos resultados son cuestionados desde diversos ámbitos.

Hoy, la Organización de Estados Americanos (OEA), que conmemoró en una sesión de su consejo permanente el primer aniversario del terremoto, renovó su compromiso "sostenido y a largo plazo" con la recuperación del país caribeño.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se refirió al terremoto y sus secuelas como una "tragedia de proporciones históricas" y opinó que "el trabajo por delante es aún enorme y los desafíos y obstáculos son abrumadores".

Por su parte, el papa Benedicto XVI envió un mensaje de "esperanza" y además advirtió a los haitianos de que la reconstrucción no debe ser "solamente de las estructuras materiales, sino también de la convivencia civil, social y religiosa" en ese país, el más pobre del continente americano.

Los esfuerzos han sido incansables pero, según la nueva presidenta de Brasil; Dilma Rousseff, dijo que la situación que viven los haitianos es de extrema gravedad y pidió a la comunidad internacional “una renovada ayuda”.

Los ojos del mundo están puestos hoy en este país caribeño para con su ayuda levantar a Haití del devastador movimiento telúrico. Además, líderes del mundo, esperan que el nuevo gobernante sepa presidir la nación y tomar decisiones propicias para su desarrollo.

 Agencia EFE / José Leonardo Bruzual

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJE SU COMENTARIO, OPINIÓN O SUGERENCIA. ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. GRACIAS