Loading...

lunes, 13 de diciembre de 2010

ECO+LOGÍA> Contaminación

Las pilas: cómo afectan al planeta

Si pensaba que la batería de su celular, o del control remoto no contaminaba, hoy en el espacio ecológico, sabrá cuán dañinas son en contacto con la naturaleza y qué puede hacer con ellas para no contaminar el medio ambiente

Las pilas acumulan y generan energía eléctrica por un proceso químico. Se distinguen entre primarias y secundarias, también llamadas baterías o acumuladores, cuya vida puede tener varios ciclos de carga y descarga.

Ellas son elementos que contiene diferentes metales en su composición, como mercurio en las pilas de botón (las alcalinas, encontradas en controles de DVD, equipo de sonido o televisor, o juguetes), y otro químico como el cadmio, en las pilas recargables.

También son preocupantes otros metales como el manganeso, níquel y cinc. Por lo tanto, aunque no todas las pilas son iguales ni tienen la misma peligrosidad, todas éstas que tienen alta concentración de metales, deben ser consideradas como residuo peligroso.

Las pilas nos facilitan el uso de muchos de los aparatos que necesitamos en nuestra vida diaria, pero una vez agotadas, si las desechamos con el resto de los residuos, terminarán en vertederos o en plantas de incineración.

En los vertederos, con el paso del tiempo, las pilas pierden la carcasa y se vierte su contenido, que acaba contaminando las aguas subterráneas y el suelo y con ello se introduce en las cadenas alimenticias naturales. En las plantas de incineración, las emanaciones resultantes darán lugar a elementos tóxicos volátiles, contaminando el aire.

¿Qué hacer con ellas?

La recogida selectiva de las pilas usadas, en contenedores específicos y su tratamiento adecuado, constituyen la solución más lógica y más respetuosa con el medio ambiente. Una vez recogidas, sen llevan a una planta de reciclaje donde se segregan y se separa los metales peligrosos del resto de materiales por los que está constituida.

A la hora de deshacernos de cualquier tipo de batería, la opción más inteligente es depositar las usadas en los lugares destinados a su recogida, y exigir a los organismos competentes su reciclaje.

Recomendaciones

Exige a los entes gubernamentales ecológicos, la recolección de éstas en puntos específicos de la ciudad. Podrías hacer que las alcaldías y gobernaciones creen centros colecta de baterías en la misma sede de estos organismos, o en determinadas tiendas, centros comerciales, sectores del lugar donde vives.

Cuidado con su material interno. Si en caso de que una de ellas destile un líquido de su interior, lavarse las manos muy bien y no arrojar éste a la tierra, pues contaminará los suelos y plantas; tampoco por el retrete o inodoros o alcantarillas de tu casa, porque contaminarías el agua.

Prefiera las pilas recargables. Aunque también contaminan, pueden ser usadas entre 500 y mil veces dependiendo de su capacidad. Con ellas usted disminuirá el constante desecho de las baterías corrientes, pues con el sistema de recargue las podrá utilizar por muchísimo más tiempo. Además ahora energía y dinero.

Con su comunidad, pueden crear organizaciones en pro a la ecología, que ayuden a cuidar al medio ambiente, eduque mediante charlas a los niños y adultos sobre los peligros existentes debido a baterías u otros químicos, y busca mejorar la calidad del ciudadano.

Compre con conciencia. Al adquirir un equipo eléctrico asegúrese de que tenga pilas recargables que puedan ser alimentadas con energía mediante un cable, o preferiblemente utilizar siempre que puedan aparatos conectados a la red eléctrica.

POR Leonardo Bruzual Vásquez / elblogverde.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJE SU COMENTARIO, OPINIÓN O SUGERENCIA. ES IMPORTANTE PARA NOSOTROS. GRACIAS